Retomando el viaje

Por Luz Adriana López Gallegos.- La última vez que discutí con mi yo adolescente fue sobre si quedarme o irme de Ensenada, -la ciudad que me vio nacer- sin muchos argumentos decidí irme a Mexicali, una ciudad en la que JURE nunca vivir por mi poca tolerancia al caluroso clima.

Siete años después, escribo esta editorial desde Tijuana, otra ciudad a la que le sacaba la vuelta porque suelo engentarme rápidamente; pero aquí estoy, demostrando a mi yo adolescente que la frase “nunca digas nunca” cobra mucho sentido en la vida adulta.

Desde mi infancia, mi padre nos fomento el “gusto” por viajar, y digo gusto, así entre comillas, porque solíamos ir cinco chamacos que apenas y nos soportábamos apretados en un bocho, un hondita o una windstar cuando el aire acondicionado aún era un lujo.

Y asi nos llevó por varios lugares, comenzando por Mexicali, Tijuana y en las últimas aventuras llegamos a recorrer parte del país en un viaje en carro donde si mal no recuerdo, en uno de mis turnos de copiloto, un enorme bicho se estrelló en mi cara.

Conforme fuimos creciendo y aunque ya nos llevábamos mejor, se volvió casi imposible para mis padres meter en un solo carro a cinco pelafustanes, algunos con descendencia, por lo que los viajes se redujeron drásticamente.

Al irme de Ensenada comenzaron nuevas aventuras y viajes a otras ciudades de México; tuve la fortuna de encontrar una pareja que me llevaría a cruzar el charco en varias ocasiones.

Sin embargo, viajar en Baja California se volvió solo una opción cuando había compromisos familiares o con amigos.

Este año, con la mudanza a Tijuana dejamos muchos buenos amigos en Mexicali a los que no quisimos dejar de frecuentar, por lo que comenzaron las visitas constantes.

La primera vez, me di cuenta de que volver como turista a la ciudad en que vivimos siete años, hizo que cambiara mi perspectiva de los lugares por los que solíamos pasar una y otra vez.

Vi cosas nuevas que siempre estuvieron ahí pero que nunca me detuve a apreciar adecuadamente.

Con esta nueva visión me decidí a sacarle todo el jugo posible a estas visitas y con otros ojos empezar a redescubrir Baja California, desde la ciudad en la que vivo hoy hasta las que no he tenido la oportunidad de conocer.

Es por eso que inició este proyecto que quiero compartir con usted, apreciable lector, porque estoy segura que éste estado tiene mucho que ofrecer para los viajeros locales.

Es tiempo de que volvamos la vista y empecemos a recorrer nuestra tierra, recordar su historia y maravillarnos nuevamente con ese amanecer que tenemos la dicha de ver todos los días.

Hasta el siguiente viaje!

La autora es periodista y gastrónoma.

redes.cubriendobc@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s